Noticias

Bibliomanía: el hábito de comprar muchos libros y nunca llegar a leerlos

Hola lectores, hoy les traigo una nota muy interesante y se trata de algo que muchos hemos pasado (me incluyo aunque no en gran escala) y es la “bibliomanía” que, gracias a la RAE, tenemos esta definición: “Propensión exagerada a acumular libros”. 

Aunque, en un principio, no se considera un trastorno mental, sí que puede llegar a ser considerada como un “síntoma relacionado con el trastorno por acumulación y con el Trastorno Obsesivo Compulsivo”. De hecho, el considerarla un problema o no depende más bien de una “cuestión de grado” valorable según “la intensidad con la que se compra de forma compulsiva, el espacio que queda libre para moverse en la casa, las condiciones de higiene del hogar”. 

Resultado de imagen para leyendo gif

Es fácil confundir este término con “bibliofilia” que, no añade ningún tipo de connotación negativa comparado con el anterior ya que es una “afición a coleccionar libros, y especialmente los raros y curiosos”. Se podría denominar como un coleccionismo saludable y que agrega un matiz de dificultad en su forma de conseguirlo. 

Lo que ahora aparece tan bien diferenciado no era, sin embargo, tan distinto en los tiempos en que se originó el término. Según un artículo de Lorraine Berry en The Guardian coleccionar libros se convirtió en algo común, sobre todo en Gran Bretaña, entre los caballeros, llegando a derivar en una verdadera obsesión que llevó a uno de sus principales participantes, Thomas Frognall Dibdin, un clérigo y bibliógrafo inglés, a escribir el libro Book Madness: A bibliographical Romance, una sátira amable de las costumbres de aquellos afectados por esta neurosis. 

Dibdin llegaría incluso a diseñar una lista de síntomas que reflejaban aquellos tipos de libros que se buscaban con más frecuencia: primeras ediciones, ediciones verdaderas, copias ilustradas, copias únicas, libros impresos en “black letter”, etc. No fue difícil que lo escribiera, ya que el propio autor era un obseso de los aspectos físicos de los libros (encuadernación, impresión, tipos de letra). 

En el mismo siglo XIX (1869) el Doctor Alois Pichler, de procedencia bávara, se convirtió en el bibliotecario de la Imperial Public Library en San Petersburgo (Rusia). Meses después de tomar el cargo, se descubrió que un número alarmante de libros estaba desapareciendo de la colección. En 1871, se encontraron más de 4500 libros en su poder, era, sin duda el mayor robo de libros del que se tiene recuerdo. 

Resultado de imagen para leyendo gif

Acerca de Calin Arango

Hola, soy Calin, periodista en Diario Correo y un fan de las historias de fantasía, magia, y de vez en cuando, las de romance. Aquí podrás seguir todas lecturas que me acompañarán estos 365 días, además de algunas recomendaciones en animes, ya que también soy un fan.

0 comments on “Bibliomanía: el hábito de comprar muchos libros y nunca llegar a leerlos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: