Noticias

Las solapas de los libros: usos y costumbres

No existe parte más superflua en un libro que las solapas. Todos los libros tienen tapa y contratapa, todos tienen lomo, páginas escritas y páginas en blanco, márgenes,  pero no todos tienen solapas.

Las ediciones de bolsillo carecen de solapas, y lo mismo las más lujosas ediciones en tapa dura, y a nadie se le ocurriría decir que a esos libros “les falta algo”. Entonces, dado que no son imprescindibles y que encarecen los costos de producción, ¿por qué algunos libros sí tienen solapas?

Javier Alcaraz, especialista en diseño editorial en México explica lo siguiente: “A la ventaja económica de la encuadernación rústica

se le antepone el problema del grosor del sustrato de la cubierta. Como no puede ser muy rígido, muchas veces tiende a desarmarse y perder solidez. Extender la cubierta a lo ancho y doblar el excedente hacia el interior resuelve su consistencia”.

Imagino que la primera persona en idearlo pronto habrá descubierto una segunda ventaja: la posibilidad de incluir imagen y texto en las retiraciones de tapa y contratapa sin necesidad de hacer una nueva impresión.

Se podría decir, entonces, que en este caso el órgano hizo a la función. Tenemos un espacio disponible en un sitio estratégico, ¿qué ponemos allí? Lo que se impuso fue: en la solapa delantera, la biografía del autor y, en la trasera, la lista de los libros pasados o futuros de la misma colección.

También el propósito es que la solapa hable bien del autor, y por ende del libro, lo más apropiado es que no sea el propio autor quien la escriba. Sin embargo, las editoriales suelen pedir al autor ese “favor”. Se plantea el desafío: ¿qué decir, qué no decir? El pudor lo puede llevar a quedarse corto: “Fulano nació en tal año en tal lugar. Esta es su primera novela”. Es probable que el lector desee tener algún otro dato, saber algo más

USOS

El uso más común de las solapas es que sea un sustituto de los separadores de páginas, ya que, a veces, se nos olvidan estos accesorios y podemos perder la página. Pero, a veces, las solapas pueden dañar el libro.

Otro uso que algunos lectores le dan es como pizarra, ya que utilizan un post-it con alguna información relevante y pegarlo.

Yo, por lo general, lo utilizo para escribir alguna dedicatoria cuando regalo un libro. Me gusta, ya que el mensaje es más privado, por si se presta.

Acerca de Calin Arango

Hola, soy Calin, periodista en Diario Correo y un fan de las historias de fantasía, magia, y de vez en cuando, las de romance. Aquí podrás seguir todas lecturas que me acompañarán estos 365 días, además de algunas recomendaciones en animes, ya que también soy un fan.

0 comments on “Las solapas de los libros: usos y costumbres

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: